lunes, 27 de agosto de 2012

Noveno capítulo


Atención, he borrado la foto que tenía de Sam. No encaja con la imagen que tengo de él, si más adelante veo a un actor que me convezca, lo pondré. Si teneís alguna sugerencia, pasadme el nombre y una imagen del actor y veré si me pega o no.
Saludos


Sam acarició el pomo de su espada y sonrió. No era un pomo bonito, como el de una espada decorativa, era un pomo resistente, el pomo de un guerrero. Los soldados no iban por ahí con pomo incrustados de gemas: iban con espadas como aquella. Por eso a Sam le gustaba su espada, era la espada de un maestro, no de un noble gordo que alardea de riquezas.
Contempló su reflejo en el filo de la espada y pensó en lo mucho que había crecido el último año. Antes llegaba al pecho de su padre, ahora lo superaba en dos palmos. El pelo negro que antes llevaba corto ahora tapaba a modo de flequillo sus ojos verdes. Cogió su cuchilla y empezó a cortar. No podía permitir que un mechón rebelde fuera la diferencia ente la victoria y la derrota en la prueba que iba a afrontar hoy. Cuando acabó, quedó corto como solía llevarlo.
Envainó a Letal y bajó a la cocina. Allí encontró a su madre removiendo algo en un caldero.
-¿Qué hay de desayunar?- preguntó mientras dejaba su espada nueva recostada en la pared.
-Gachas. Sí, sé que las odias, pero vamos mal de dinero. He hecho unas cuantas empanadas para vender. Si  te comes esas gachas, te doy una.
Sam suspiró y hundió su tosca cuchara en el cuenco de espesas gachas que le tendió su madre. Compuso una mueca al tragar. Su madre sonrió y murmuró algo que sonó como ''exagerado''.Sam hizo caso omiso y se tragó las gachas con ayuda de unos tragos de cerveza algo aguada. Cuando acabó, cogió a letal con una mano yla empanada recién hecha con otra. Salió a la calle y ahí vio a su padre y a Arish, que charlaban animadamente. Su padre iba con un arco, pero Arish seguia sin tener espada. Marcharon los tres hacia el lugar donde se celebraba la prueba.
Llegaron a un estadio colosal. Tenia una arena en el centro, y las gradas estaban alrededor, formando escaleras y a la vez asientos. Para los participantes habia unas gradas especiales mas accesibles a la arena. Sam vio las gradas abarrotadas y penso en lo que pasaría si hacía el ridículo delante de todo Táminar. Quitó rápidamente esos pensamientos de su cabeza y engulló el último trozo de empanada. Su madre iba a venderlas en las gradas, y ganarían un buen dinero. Los espectáculos dan hambre.
Dio su nombre al guardia de la entrada y entró junto a Arish por la puerta roja, el color representativo de las espadas. Se despidió de su padre mientras éste desaparecía junto con otros arqueros por la puerta amarilla.
Se sentó en las gradas rojas y se puso a Letal sobre el regazo. Vio como Arish la miraba embelesado, y le dio un puñetazo amistoso en el brazo. El le miró y le dio una colleja, riendo. Siguieron lanzándose pullas cuando empezó a sonal el himno tocado por una enorme banda y se levantaron a la vez que alzaban el puño al aire, como los otros cientos de personas que estaban allí. Cuando paró, se preparó para ver las actuaciones de telequinesis, las primeras, ya que eran a las que menos personas se presentaban.
Se presentaron tres personas. La primera de ellas tenía los brazos tatuados,  levantó una pesa de 4 anles* y la movió por toda la arena. A continuación lo intentó con una de 7, pero no pudo y estuvo a punto de caerle en un pie. El maestro dio su aprobación y salió el siguiente. Sam no pudo ver aquella porque pasaba el hombre con los turnos. Él era de los primeros, el nº 13, mientras que Arish era el 76. Les dio tiempo a ver como la mujer levantaba una pesa de 2 bancales** con la única fuerza de su mente. El público aplaudía y vitoreaba. El siguiente hombre lo hizo bien, pero quedó eclipsado por la anterior prueba. Los maestros no lo tenían en cuenta, pero el público sí, y sólo soltó un aplauso más bien leve.
A continuación vinieron las pruebas de magia.
Sólo hubo dos sobresalientes, las demás no fueron muy dignas de mención. Un chaval de su edad incendió su jubón de lana y rodó para apagar el fuego. Los ayudantes de sienes tatuadas corrieron a apagar el fuego, y a pesar de que ya lo había visto antes,Sam se maravilló de como surgía el agua de sus manos desnudas. Apagaron el fuego y llevaron al chico inconsciente. Las pruebas continuaron.


*Anles:Medida de peso equivalente a 2 kg, aprox.
**Bancales: Medida de peso equivalente a 20 kg, aprox.

4 comentarios:

Beid dijo...

Shoppo! Has echo un capítulo largo! jajaja Es broma. Me encanta, tengo ganas de leer el siguiente. Eres maravillosa!
n beso y escribe rápido ;)

Shoppo dijo...

Graciaas beid :3
Besos! *3*

Alexis^^ dijo...

Ueeeeee por fin al día de tu genial historia Shoppo!!
Espero tu siguiente capitulo con MUCHAS, MUCHAS GANAS!! :D

Shoppo dijo...

Muchisismas gracias Alexis n_n